Séptimo día. Nada volverá a ser como fue…

oseptimo-dia.jpg

 

Me alistaba para ver por fin el esperado show cuya noticia estuvo en los noticieros  en boca de todos — ese del que hace mucho vienen anunciando —  “SodaCirque, Séptimo día”.

Compré la entrada en diciembre o ya no recuerdo muy bien, hice de todo para obtenerla, ya que eran bastante caras.

Nunca me atreví a ver ningún vídeo de los que circulaban por la web del show que comenzó ya hace bastante tiempo en Argentina, y  solo recibí las criticas u opiniones de diversos  amigos fanáticos de Soda Stero, pero en realidad quería percibir el show con mis propios ojos.

Escuché y leí a muchos conocidos músicos y cercanos de la banda sus razones por las cuales nos les caía bien esta idea de mezclar el circo con la música. Algunos indicaban que era algo muy raro, y otros tajantemente no les gustaba para nada esta idea.

Muy bien,  esta es mi visión, que con propiedad la escribiré considerándome una seguidora de la carrera de Soda  Stereo  y la de  Gustavo Cerati. Puedo sentirme segura de emitir estos comentarios  y parte de lo que sentí en este espectáculo.

 

Un señuelo.

El show de SodaCirque es muy difícil poderlo describir, hay profesionales que llevan hace mucho tiempo trabajando en estas acrobacias y son parte de grandes obras del circo.

Es muy difícil que ellos hayan podido trabajar sin lugar a duda en cada tema de la banda e interpretarla con estas maniobras físicas que algunas están bastante espectaculares, no dudo que fue una labor muy complicada.

El espectador fanático de la banda asiste al show para encontrar un reencuentro más con esa magia, buscando esa nostalgia y algo nuevo que te pueda ofrecer esta nueva apuesta.

Yo no la encontré… Lamento defraudar con esta percepción a ciertas personas que sí lo han disfrutado. La verdad que no tengo nada en contra que decir con esos fabulosos acróbatas, con la apuesta, que de verdad se lucen con algunas interpretaciones muy buenas, pero no encontré esa magia de la cual quería tal vez obtener.

Hubiese deseado volver al pasado y cantar a todo pulmón con los fabulosos arreglos de los que yo sí, debo admitir que estuvieron geniales — escuchar los temas en el show, esas pistas recuperadas, la voz de Gustavo tan limpia, y la renovación de algunos temas como primavera cero me volaron la cabeza…

 

Esto lo digo desde mi humilde opinión, tal vez desde mi crítica como fans, pero esto sólo fue un señuelo, un gancho perfecto para que la gente asista en masa creyendo en la idea de la perfección de estos eventos que te ciegan por completo,; pero  no alimentará esa nostalgia que llevas dentro desde que Gustavo se marchó de esta órbita, y  aún lo extrañamos.

Puntos altos.

 

Luna Roja:

maxresdefault

Espectacular lo que hace la acróbata al medio de esta cúpula, girando  solo  desde su pelo, una técnica muy única y la atmósfera con la cual ella cubre ese espacio.

 

En remolinos:

sodastereo3-master1050

El recuerdo de la flor de Buenos Aires y la acróbata haciendo piruetas en algo muy delgado es algo muy hermoso verla con esa delicadeza y sutileza de los movimientos.

 

Hombre al agua:

descarga

Preciosa transparencia se puede observar una caja de vidrio, un hombre  bajo el agua, una ilusión, la Jacskon azul de Gustavo, era como el vídeo clip perfecto para esta canción.

 

Té para tres:

maxresdefault (1)

Aquí  la intención de hacerte participe del show —yo  verdaderamente lo agradezco, —ya que con esa forma pude imaginar que sí, estaba cantando con la banda en frente y recordar a Gustavo tantas veces cantar este tema con un profundo sentimiento.

 

sep7timodia_show_fotos_03_picnicvitaminasmi_novia_tiene_biceps_-_ph_nancy_martinez_2_1_0.jpg

Han trabajado duro en un show que están recorriendo varios países, y se agradece la idea de que el   Cirque du Soleil haya pensado en una de las bandas más importantes que ha tenido Latinoamérica. Es precioso no diré lo contrario, pero no llena ese vacío.

Escuchaba los temas y me daban ganas de viajar en el tiempo y volver a sentirlos como esa poderosa banda, esa guitarra con los acordes de Gus, ese sonido dentro de ti cuando retumbaba el poderoso estruendo de sus instrumentos; justamente ese trabajo de joyería de rescatar lo que estaba en el pasado de esas pistas y  esos arreglos, claramente son mi mayor alegría que pudieron dejarnos en el espectáculo!

Gracias Totales

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s