Covers argentinos: Loli Molina versiona a Culture Club

lolimolinajpg

“Karma Chameleon” es una canción de Culture Club que apareció en el álbum de 1983 “Colour By Numbers”. El single se convirtió inmediatamente en un hit que alcanzó popularidad a escala mundial y convirtió a Culture Club en uno de los íconos del pop de la década de 1980. Alcanzó la cima del Billboard Hot 100 durante tres semanas y permaneció otras seis en el primer lugar de los charts del Reino Unido, donde fue el single más vendido de 1983. Boy George declaró en una entrevista que la canción es sobre “el miedo que tienen las personas hacia la alienación, el miedo a defender algo (…) si no sos sincero, si no hacés lo que sentís, entonces la justicia del karma actuará, así es como la naturaleza te lo devuelve”.

Loli Molina es una de las jóvenes exponentes del pop alternativo local, su verdadero nombre es María Dolores Molina. Fue gracias a su canal de MySpace que llamó la atención de Juana Molina (con la que no tiene ningún parentesco) y tuvo la posibilidad de iniciar su camino profesional en el ambiente de la música. Tiene dos discos editados: Los senderos amarillos (2008) y Sí o no (2011). Su dulce interpretación de Karma Chameleon hace que la letra adquiera aún más sentido y gane en profundidad sin opacar la melodía. Esta versión fue incluida en su primer trabajo discográfico y es el único cover, ya que los demás tracks son composiciones originales de la joven cantautora.

Por Cristian G. R.

Covers argentinos edición especial: Las chicas del rock versionan a los Stones.

El año pasado en el extinto programa radial Doble o Nada de Vorterix Rock decidieron conmemorar los 50 años de los Rolling Stones de una forma muy particular. Convocaron a distintas chicas del ambiente rocker argentino para que interpreten algunas canciones de dicha banda, que se grabaron en el estudio Luis Alberto Spinetta que posee la emisora. Una idea muy original que rindió sus frutos. Las músicas convocadas fueron: Lula Bertoldi y Brenda Martin de Eruca Sativa, Barbi Recanati de Utopians, Virginia Ferreyra, Luciana Segovia de Cirse, y Silvana Colagiovanni de Jimmy Rip and The Trip.

Lula Bertoldi interpretó impecablemente “Honky Tonk Women” en voz y guitarra, acompañada por Luli Segovia en coros, Brenda en bajo y Silvana en batería. La voz sensual y quebrada de Lula en su interpretación nos da la pauta de que evidentemente es una de las intérpretes femeninas más precisas del rock vernáculo. Luego de escuchar este cover, Honky Tonk Women pareciera haber sido hecho a la medida de Eruca Sativa. A veces un cover sirve para ver en qué medida una banda está a la altura de ciertas circunstancias y las Eruca aquí redoblan la apuesta y ganan el desafío. Jagger y Richards compusieron esta obra durante unas vacaciones en Brasil y salió como single en julio de 1969. La canción hace referencia a las bailarinas de un bar del sudoeste de los Estados Unidos (Memphis).

Virginia Ferreyra con su guitarra acústica y solamente acompañada por Lula, versionó “As Tears Go By”. Esta canción compuesta por Mick Jagger, Keith Richards y Andrew Loog Oldham, fue lanzada primeramente como single cantado por Marianne Faithful en junio de 1964 y alcanzó el puesto 9 en los charts del Reino Unido. Los Rolling Stones recién registraron su versión en December’s Children (And Everybody’s) (1965), su quinto álbum de estudio. Virginia Ferreyra (cuyo padre es el músico JAF) deja nuestros corazones repletos de la melancolía y dulzura de la letra de la canción y de las bellas notas que salen de su boca. Eso de que el talento se salta generaciones es pura mentira.

Otro clásico de los Stones es “Gimme Shelter” y la responsable de poner la voz en esta ocasión fue Barbi de los Utopians. Participan, además de Barbi, Brenda, Lula y Silvana. Esta composición de Jagger y Richards fue incluida en el clásico álbum “Let it Bleed” de 1969. Según palabras del propio Mick, es un tema apocalíptico, una canción que narra el fin de una era, y es que fue escrita en el contexto de una guerra “sucia” y “diferente a las otras del siglo XX” (siempre según Jagger): la guerra de Vietnam. El director Martin Scorsese la usó como parte de la banda sonora de sus filmes Goodfellas (1990), Casino (1995) y The Departed (2006). La versión de las chicas es más rockera, y conserva el crudo clamor de la original.

La voz de Luciana Segovia de Cirse es la que pronuncia los versos de “Jumpin’ Jack Flash”, canción lanzada por los tones como sencillo en el año 1968, antes de la salida de su disco Beggars Banquet. Brenda Martin, Lula Bertoldi y Silvana Colagiovanni también participan de este cover. La historia cuenta que Jagger y Richards estaban en su casa de campo descansado y los despierta un sonido. Cuando Jagger preguntó qué había sido eso que los había despertado, Richards le contestó: “Es Jack. Jack, el saltarín”, en referencia al jardinero Jack Dyer, quien caminaba por la ventana de la habitación con pasos evidentemente algo ruidosos. Esta canción es de las más populares en la discografía de los Rolling Stones y ha sido interpretado por varios artistas de renombre como Aretha Franklin, Tina Turner y Johnny Winter.

Por Cristian G. R. // Twitter

Richard Coleman – Estoy Azulado

1ac584acerati619p

1966726_650977078334087_1655197384897041563_n

Del disco nada personal  aparecía  este tema que hacia un juego de palabras muy lúdico entre estar azulado y a tu lado. En la época más gloriosa del disco, fue cuando Richard Coleman estaba  con Gustavo Cerati, y compusieron este tema.

Ayer en una emotiva presentación que tuvo el músico en el teatro Ópera para presentar su disco “Incandescente”, quiso de manera muy conmovedora homenajear a Cerati.

Con todo el sentimiento que había en el momento, así  quiso evocar a su amigo de ruta por tantos años y toco a su versión el tema “Estoy azulado”.

Las palabras que dijo Richard en el show fueron las siguientes:

“Esta noche mi amigo está en la platea más alta. Creo que estamos todos. Gracias por venir”

Covers argentinos: Alfredo Casero versiona un clásico de la música japonesa.

caseroshimautasimple

Un día de comienzos de siglo, el multifácetico Alfredo Casero se encontraba en un restaurante japonés cuando un señor descendiente de okinawenses le hizo escuchar “Shima uta” del grupo The Boom. Casero quedó encantado y decidió incluirla en su disco “Casaerius” (2001). El tema se convirtió en un éxito inesperado. Trascendió las fronteras, llegó a su país de origen, Japón, donde fue acogida con gusto por el público y la crítica. Esta canción fue la elegida para representar a la Argentina en el mundial de fútbol de 2002, y lo llevó a Casero a realizar conciertos en Japón e interpretarla junto a Kazufumi MIyazawa, ex miembro de The Boom y compositor de la obra, en el célebre estadio de Yoyogi ante una multitud de 70.000 personas. El disco “Casaerius” recibió entre otros galardones tres premios Gardel, e incluía otro gran éxito, “Pizza conmigo”.

La otra historia, quizás la más conmovedora, cuenta que allá por 1991 Kazufumi Miyazawa estaba de visita en el Museo de la Paz de Humeyuri, en la isla de Okinawa. Allí conoció a una mujer superviviente de un grupo de enfermeras adolescentes (Humeyuri Gakutotai) que socorrieron a los soldados durante la invasión de las tropas estadounidenses a la isla en abril de 1945. Ella le hizo saber una parte de la historia que era desconocida por Miyazawa, que durante aquella batalla, que en realidad sirvió sólo para alargar la batalla principal, tuvieron que esconderse bajo cuevas subterráneas y la mayoría de sus compañeras murió allí. De las 222 niñas que formaban el cuerpo de enfermería, 123 perdieron su vida. Otro dato conmovedor es que muchas de las bajas que sucedieron en Okinawa fueron a causa de los suicidios en masa, y en muchas familias, los miembros decidían asesinarse unos a los otros antes que convertirse en prisioneros de guerra.

“Shima uta”, cuyo signficado en japonés es “canción de la isla”, traza una conexión entre el mundo de la naturaleza y el horror de la Segunda Guerra para contar una conmovedora historia. Hace referencia a la flor de Deigo, la cual florece en el mes de abril y muere en junio. Desde abril y hasta junio del año 1945 se repitieron los ataques estadounidenses como azotes de “las olas del mar”. Miyazawa le implora a “la canción de la isla” que sea ella la encargada de entregar las lágrimas y el amor por igual, el tema es entonces un intento de divulgación de esta historia para que llegue a conocerse mucho más allá de la isla, pero, es sobre todo un llamado a la paz.

Casero con una pronunciación muy acertada del japonés, según conocedores del idioma, le imprime la solemnidad y la fuerza que dan como resultado una interpretación respetuosa y movilizadora de un tema de alcance universal.

Otros covers argentinos: https://alotroladomusic.wordpress.com/category/covers-argentinos/

Por Cristian G. R. // Blog // Twitter

Covers argentinos: Catupecu Machu interpreta a Héroes del Silencio

Para ver más covers argentinos podés hacer clic acá: https://alotroladomusic.wordpress.com/category/covers-argentinos/ Una vez más les presentamos la versión de un tema hecho por una banda argentina. Héroes del Silencio era la banda española liderada por Enrique Bunbury, conjunto emblemático del rock ibérico. Llegaron a vender la…